Conjunción de Venus y Júpiter

Publicado hace 3 años

El 30 de junio de 2015 tuvimos oportunidad de ver una conjunción planetaria entre Venus y Júpiter.

Aunque a ambos planetas los separaban más de 800 millones de kilómetros, las posiciones relativas en sus respectivas órbitas hacían que, vistos desde la Tierra, parecieran estar muy juntos en el cielo. Tampoco es que estuvieran 'pegados', se distinguía perfectamente la distancia que les separaba, pero no siempre están dos planetas brillantes a una distancia inferior al tamaño medio de la luna llena.

Aun así, para poder comparar los tamaños, podemos calcular que la luna llena tiene el tamaño de una moneda de 1 euro a algo más de 2,5 metros de distancia. Si hacemos la prueba con un euro nos parecerá que la luna llena es mucho mas grande, pero basta sujetar ese euro delante de la luna con nuestro brazo extendido para darnos cuenta de que, a esa distancia, por un euro nos dan varias lunas.

Siguiendo con la idea de poner un euro a diferentes distancias... ¿a que distancia tendríamos que ponerlo para tapar exactamente esta conjunción de Venus y Júpiter? Pues como la distancia entre los planetas era menor que la luna llena tendremos que alejar la moneda. Concretamente hasta casi los 4 metros de distancia.

En el 2016 tendremos la oportunidad de ver un encuentro aun más cercano entre Venus y Júpiter. Estarán a prácticamente 4 minutos de arco de distancia, mucho menos de los 20 minutos de arco aproximadamente de ésta del 2015. En 'distancia de euro' tendríamos que ponerlo a casi 18 metros para simular la separación que tendrán entonces.

Venus y Júpiter el 17 de junio del 2 AEC
Venus y Júpiter el 17 de junio del 2 AEC
Simulación con Stellarium de la conjunción de Venus y Júpiter del 17 de junio del 2 AEC.

En realidad, Venus y Júpiter han tenido 'encuentros' más cercanos. El más famoso es el que se calcula que tuvo lugar el 17 de junio del año 2 AEC. Conjunción que se baraja como uno de los posibles eventos astronómicos que llamara la atención de tres señores sabios de la época y que les empujara a encontrarse con el recién nacido mesías. Por eso, con motivo de esta última conjunción, en algunos medios de comunicación se hablaba de la nueva 'Estrella de Belén'. Pero esta conjunción y la del 2016 son mucho más abiertas que aquella del 2 AEC. Para ver separados los dos planetas en aquella ocasión tendríamos que haber usado un telescopio, invento que oficialmente surgiría 15 siglos después; a simple vista parecería que ambos astros se habían fusionado. O al menos ese sería el efecto durante unos minutos, porque luego el devenir orbital de cada planeta los iría separando nuevamente. Pero lo importante es que durante el encuentro más cercano estuvieron a tan solo unos 35 SEGUNDOS de arco. El equivalente a nuestro euro a casi 140 metros de distancia. Siguiendo con 'medidas internacionales' eso es más de la longitud de un campo de fútbol. Es como si un aficionado en las gradas del fondo de la portería sacara un euro del bolsillo y tu desde el otro fondo se lo vieras.

Pero volviendo al evento actual que nos ocupa. Para verlo y fotografiarlo pensé en integrar la conjunción con un paisaje, en un primer momento barajé la torre de la iglesia de Ciguñuela. Torre ya conocida por mí de otras aventuras fotográficas. Un par de días antes de la conjunción nos acercamos a hacer una prueba. El resultado no me convenció mucho, pero ya que lo hicimos lo mostramos.

Júpiter y Venus sobre Ciguñuela
Júpiter y Venus sobre Ciguñuela
Júpiter, con tres satelites visibles, y Venus sobre la torre de la iglesia de Ciguñuela.

Para el día de la conjunción decidimos irnos a La Mudarra. Con la cantidad de torres de la subestación eléctrica difícil sería que no encontráramos un encuadre interesante. Finalmente pudimos fotografiar la conjunción perdiéndose en el horizonte entre cables, antenas y torres. Junto con algunas otras escenas he montado el vídeo que abre este artículo. Pero si nos quedamos sólo con esas imágenes de la conjunción poniéndose tras la subestación eléctrica y las montamos en una única foto el resultado es esta curiosa imagen que ya has podido ver ás o menos en el vídeo.

Trazos de Venus y Júpiter
Trazos de Venus y Júpiter
Trazos de Venus (inferior) y Júpiter (superior) según se ponían tras el horizonte.

Por cierto. Mientras hacía las fotos de la escena de la puesta de Sol apareció por el camino en el que estábamos una cosechadora. Con su anchura, para poder pasar tendría que haber quitado el trípode, pero el amable agricultor accedió a salirse a la cuneta y así no interrumpir la grabación. Aunque le estoy más agradecido de que esquivara satisfactoriamente mi coche...

En fin, que hay gente agradable por todas partes.

Clasificado en:
Licencia:
Creative Commons - BY - NC - SA

Otras historias...

Sobre cacahuet.es:
Cerrar En esta web se usan cookies, y en esta casa obedecemos las leyes de la termodinámica. Más información en: política de cookies.