Política de cookies

Publicado hace 1 año

En un capítulo de Los Simpsons le decía Homer a Lisa "¡En esta casa obedecemos las leyes de la termodinámica!". Y es verdad, porque de hecho en todas las casas se obedecen. Lo mismo pasa hoy en día con las páginas web y las cookies, que todas las páginas las usan y decirlo no deja de ser una obviedad.

Pero si eres de los pocos que se leen las políticas de lo que sea, o las condiciones de uso de algo, creo que al menos te mereces una explicación que se pueda entender. Así es que voy a intentar explicarte qué es una cookie y para qué se utiliza.

Olvidémonos de internet, navegadores, páginas web, etc. Imaginemos que internet es una gran ciudad. Llamémosla Internépolis, por poner un nombre...

En Internépolis tu puedes moverte buscando información en bibliotecas, comprando en tiendas a pie de calle, visitando las casas de amigos y familiares, etc. Cada uno de esos sitios vamos a suponer que es una página web que ofrece un servicio concreto. Cuando entras en una tienda puedes ver los productos disponibles, por ejemplo los libros de una librería, y puedes preguntar al dependiente por lo que estés buscando... pero, sin que te des cuenta, cuando entraste por la puerta había un señor que apuntó en una pegatina la fecha y hora a la que entraste y te la pegó en un hombro. Esa pegatina es una cookie.

¿Y para que sirve la pegatina? Pues por ejemplo, una vez que sales de la librería, el señor de la puerta puede mirar la pegatina, ver cuándo entraste y apuntar cuándo saliste para que el dueño de la tienda se haga una idea del tiempo que has estado dentro.

Aprovechando que sales por la puerta, te pone otra pegatina de que has visitado su comercio una vez. Si al día siguiente vuelves a pasarte por allí verá que ya estuviste una vez y sabrá que eres cliente habitual. De paso, cuando salgas, te cambiará la pegatina por un 2, para así saber cuantas veces los visitas.

Así es que, por eso, cuando te dicen en muchas webs que usan cookies para darte un mejor servicio básicamente se trata de eso. Yo mismo, por ejemplo, uso una cookie para saber qué imagen de cabecera mostrarte. Cuando visitas por primera vez mi web se te muestra una imagen de cabecera aleatoria, pero ésta puedes cambiarla con las flechas que aparecen en la parte superior derecha. Se supone que si dejas una cabecera es porque te gusta y, si vuelves otro día a la página, lo suyo es que se te muestre esa cabecera favorita que elegiste la última vez. Por eso mismo, cuando sales por la puerta, te pongo una pegatina con la imagen de cabecera que se te presentará cuando vuelvas.

Entonces, ¿dónde esta el problema? ¿Por qué tantos avisos de cookies por todos lados? Bueno, pues porque una cosa es una herramienta útil e interesante y otra es tu privacidad, un derecho al que cada vez renunciamos más.

El problema es que la información que se puede poner en las pegatinas es cada vez más precisa y, sobre todo, que muchas veces no hay sólo un señor poniendo pegatinas en la puerta. Además del 'portero' propio de la casa, puede haber otro de Google, otro portero de Facebook, otro de Twitter, etc. Esas pegatinas que ponen esos otros porteros son las que se llaman 'cookies de terceros'.

Cookies

Ahora piensa por un momento que el dueño de la tienda donde entraste está muy contento porque Google (u otra empresa similar) le da una información estupenda de cuánta gente entra en su tienda. Pero los señores de Google están mucho más contentos todavía porque ellos, además de lo que hiciste en esa librería, saben que esa misma tarde entraste en otras tres librerías que también tienen a su 'portero'. También pueden saber que en las librerías te centraste, sobre todo, en buscar ciertos libros sobre plantas de interior... así es que no es de extrañar que cuando visites esa casa virtual que tiene tu amigo en forma de blog, los cuadros de las paredes insistan en recordarte que en el quiosco de la esquina acaban de recibir una revista que informa muy bien sobre el tratamiento de la plaga de la araña roja.

Si no te interesa que te pongan tanta pegatina, normalmente puedes instalar en tu navegador pequeños programas que detectan los sitios que se dedican a rastrear de forma agresiva y te preguntan si quieres dejarlos actuar o no. Y, si no quieres, es como si te pusieran un traje especial donde no se pegan las pegatinas de esos servicios mientras dejan pegarse a las cookies 'inofensivas'. Es el tipo de trabajo que hacen aplicaciones como Ghostery o AdBlock Plus. O BetterPrivacy en el caso de las cookies LSO (Local Shared Object), un tipo de cookie que usa la tecnología Adobe Flash para guardar mucha más información, pues las cookies normales solo permiten almacenar pequeños fragmentos de texto.

Personalmente bloqueo algunas cookies rastreadoras en función de la página web en la que me encuentre, pues muchas de ellas son necesarias para que funcione la publicidad y ésta es un recurso fundamental para el funcionamiento de muchas webs. Así que uno trata de compaginar el derecho a su privacidad con el derecho de la gente a ganarse el pan.

Quizás todo esto te parece un poco paranoico, y la reacción de mucha gente en estos casos es de despreocupación porque, al fin y al cabo, ellos no tienen nada que ocultar y les da igual. Al respecto, habría que tener presente la frase de Edward Snowden: "Argumentar que no te importa el derecho a la privacidad porque no tienes nada que esconder es lo mismo que decir que no necesitas el derecho a la libre expresión porque no tienes nada que decir".

Cookies en esta web

Concretamente en esta web se usan las siguientes cookies:

NombreDescripciónCaducidad
JSESSIONIDIdentifica tu sesión de navegación por la página.Desaparece al cerrar el navegador
cookiesOkLe dice al sistema que ya aceptaste el uso de cookies para no mostrarte continuamente el aviso.Desaparece pasados 100 días.
headerGuarda cuál es la imagen de cabecera que se mostrará la próxima vez que se acceda a la página.Desaparece pasados 30 días.
lstFot_ckEs una reminiscencia de la web antigua que dejará de usarse en cuanto estén todos los contenidos migrados a la nueva. Proporciona información para la navegación entre las fotos.Desaparece pasados 10 días.

Adicionalmente se usan algunos servicios externos de terceros que pueden establecer sus propias cookies (o de otros). Los servicios utilizados son:

NombreDescripción
VimeoPara la reproducción de vídeos alojados en esa plataforma.
GigaPanPara mostrar panorámicas alojadas en esa plataforma.

Otras historias...

Sobre cacahuet.es:
Cerrar En esta web se usan cookies, y en esta casa obedecemos las leyes de la termodinámica. Más información en: política de cookies.